De Camino al Foro Social Mundial Antinuclear 2017

Desde el primer Foro Social Mundial (FSM) que se realizó en Porto Alegre en el 2001, el movimiento antiglobalización se ha expandido y consolidado. Otros FSM tuvieron lugar en Latinoamérica, Asia, África y, en agosto de 2016, en Norteamérica. Nuevas temáticas enriquecieron esta dinámica. En 2013 y 2015, los asuntos nucleares han sido el tema de múltiples seminarios y el primer Foro Social Antinuclear se desarrolló en la primavera de 2016 en Tokio, donde se lanzó una “llamada para una red mundial libre de armas nucleares”. En Montreal, el segundo Foro Antinuclear tuvo lugar dentro del FSM.

Dado que Francia es el país con más producción nuclear en el mundo en proporción con el número de habitantes, las organizaciones antinucleares francesas consideraron relevante albergar el próximo FSM Antinuclear en Francia, desde el 2 al 4 de Noviembre de 2017, en París.

En Francia, durante los últimos años, se ha producido una ininterrumpida sucesión de estrepitosos fracasos: Areva se salvó de la bancarrota gracias a la intervención del gobierno; fraudes en la construcción de generadores de vapor y vasijas de reactor han llevado al cierre de una gran parte de las plantas nucleares por razones de seguridad; actividades del EDF en proyectos de EPR (Olkiluoto, Flamanville, Hinkley Point) han puesto en peligro su situación financiera.

A lo largo del mundo, las actividades nucleares han generado problemas incontrolables. Los desechos radioactivos permanecen aquí durante miles de años y su gestión se impone sobre futuras generaciones. Sin embargo, ¿no deberíamos detener su producción primero? La extracción de uranio en países del tercer mundo es la principal fuente de contaminación, cuyas primeras víctimas son los trabajadores mineros. La salud de los empleados de mantenimiento nuclear se ve amenazada por la exposición a la radiación. Las catástrofes del Mayak, Windscale, Three Mile Island, Chernóbil y Fukushima han mostrado que esta actividad es una fuente de incontrolables dificultades. Sin embargo, las autoridades que se deben encargar de proteger a las víctimas, en realidad tratan de forzar a la población a vivir en áreas contaminadas (programa Ethos).

¿Cómo poner fin a esta actividad que, desde la extracción del material hasta la gestión de los desechos, puede ser mortal? ¿Cómo evitar otra gran catástrofe? ¿Cómo comprometernos firmemente a seguir el camino hacia la transición energética?

A diferencia de lo que dicen los “nucleócratas”, el desarrollo de la energía nuclear no puede ser una solución al calentamiento global, no solo porque esta actividad también emite gases de efecto invernadero (la extracción, construcción, transporte, desarme, almacenamiento), sino especialmente porque sería necesario construir cientos de reactores nucleares para cubrir las necesidades energéticas, las cuales aumentarían considerablemente el riesgo de accidentes, desechos y proliferación. ¿Qué estrategias nos permitirían detener rápidamente la producción de energía nuclear además de reducir la emisión de gases de efecto invernadero de origen antropogénico?

Son numerosas las conexiones entre lo civil y lo militar con respecto al tema nuclear. Lo primero contribuye a la proliferación del segundo, con frecuencia los mismos actores, como por ejemplo en Francia: Areva, CEA y EDF.

Además de ser costosa, la política de disuasión nuclear es penal. Está en contravención de una resolución de las Naciones Unidas que condena el uso de armas nucleares, considerándolo un crimen contra la humanidad. La bomba ha causado más muertes en el curso de su creación que por su uso y el hemisferio norte aún está cubierto por radioactividad persistente como resultado de pruebas nucleares en la década de 1960.

¿Podrán las negociaciones abiertas de la ONU en 2017 sobre un tratado que prohíba las armas nucleares suponer un paso decisivo hacia un mundo libre de armas nucleares?

Para aquellos asuntos a debatir, le invitamos a asistir a un encuentro internacional. Compartiremos nuestras experiencias y discutiremos juntos sobre los medios para hacer posible la llegada de un mundo libre de armas nucleares y energía nuclear.

El comite de facilitacion del FSM anti nuclear 2017